30 Mayo 2012

Tarzán de Vallecas

Publicado en Actualidad

Fotodenuncia

Si pensaban que lo habían visto todo en cuanto a abandono de los equipamientos públicos, esperen a ver las fotografías que les ofrecemos a continuación. Se trata de una zona situada en las inmediaciones del Hospital Infanta Leonor habilitada, según parece, para la práctica placentera del deporte. Y decimos “habilitada” siendo generosos, pues su calificativo real debería ser el de “inhabilitada” y precintada.

En primer lugar, para acceder al sitio hay que armarse de valor y de un machete, arma sin el cual será imposible abrirse paso entre la maleza que rodea el entorno. Una vez consigamos llegar cerca de los aparatos, habrá que ver si podemos levantar los pies, porque si ha llovido lo más probable es que llevemos un kilo de barro pegado a la suela de las zapatillas. Si lo ha logrado, pruebe a ver si sus oídos soportan el chirrido del óxido al hacer girar los artefactos supuestamente saludables y relajantes. Y si es usted de esos caprichosos que una vez allí dice “Yo no me voy de aquí sin probarlos todos”, empiece a tirar de músculos porque tendrá que levantan un cachivache grande de tres volantes que está tirado en el suelo, eso sí, con cuidado, porque se halla junto a un pedrusco gordo con el que se puede machacar la espinilla, con lo que duele…

Ahora entendemos que este “parque temático” del Jurásico deportivo esté colocado tan cerca de las Urgencias del Hospital. Porque si después de todo no acaba con una distensión muscular, es que usted es Tarzán. De Vallecas, claro.

Comentarios (0)

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.