31 Octubre 2018

¡Que viene el contenedor marrón!

Publicado en Actualidad

Reciclando, que es gerundio…

Manolo del Kas | Vallecasweb
Acabo de comprarme un cubo. Sí, otro más, y van… La verdad es que he perdido la cuenta. Lo he puesto al lado de otra media docena de cubos y recipientes que invaden mi la cocina adornados con los más variados colores. Ustedes se preguntarán ¿y a mí qué me importa que este hombre se compre un cubo?, ¿acaso los colecciona? Lo cierto es que no, no los colecciono. He tenido que comprarlo para hacer frente al reciclaje de los residuos que deberé echar en el nuevo contendor marrón.

Les escribo desde el comedor de mi casa, donde me estoy preparando una ensalada de lechuga y tomate. Lo mejor que tienen la lechuga y el tomate es que no generan residuos. Si acaso el rabito en el tomate y alguna hoja picada en la lechuga, pero poco más… A mal, a mal, me los podría comer también para alcanzar el idílico resultado de “residuos cero”, pero uno tampoco tiene que hacerse el héroe.



Y no, no soy un maniático de comer en el comedor (les ruego me perdonen la redundancia), pero es que en la cocina ya no tengo sitio para más. Si ya era de por sí pequeña, apta para la nevera y algún que otro cachivache, tuve que ingeniármelas para empotrar una lavadora, un lavavajillas de 45 de ancho y una pequeña mesa para comer casi de pie.

Pese a las estrecheces, en los últimos tiempos he tenido que hacer malabarismos para buscarle un hueco al cubo en el que depositar las botellas de cristal, otro para los envases de plástico, otro para el papel, otro para las pilas y bombillas, un estante en el que colocar las medicinas caducadas, otro para la ropa que me sobra... Así las cosas, llegó un tiempo en el que comía y cenaba en el centro de la cocina, cercado de cubos, y me sentía como el batería de los Rolling Stones, rodeado de artefactos por todas partes.

Además del problema de vivir entre cubos de basura como si padeciera el síndrome de Diógenes, me encuentro con que debo aprovisionarme regularmente de un arsenal de bolsas de basura, pues cada cubo tiene la suya y, como sean del mismo color, corro el riesgo de llegar a la calle y no recordar qué bolsa va a qué contenedor.

Tengo entendido que el nuevo contenedor marrón está pensado para echar en él las raspas de sardina, el hueso del pollo, las cáscaras de plátano, las cabezas de las gambas, los posos del café (¡se acabó el echarlos a los geranios!), las servilletas (de papel) usadas, los tapones de corcho y los ramos de flores. Sí, los ramos de flores, como si uno estuviera de celebración todos los días.

Curioseando y levantando tapaderas, he comprobado “horrorizado” cómo estos contenedores marrones ya están llenos, cuando en realidad no se deberían empezar a usar hasta el 1 de noviembre. Me da que a la gente le va a costar entender qué va en el contenedor marrón, pese a las más de 870.000 cartas explicativas que el Ayuntamiento está remitiendo a todos los vecinos (menos a mí, por lo que veo).

A ver si en un futuro no muy lejano los pollos vienen sin huesos, las gambas sin cabeza, los plátanos sin cáscara y hasta las flores sin pétalos. Porque esto de bajar la basura a manos llenas se está convirtiendo en un marrón. ¡Y qué marrón, señores, qué marrón!

(*) En la imagen que abre esta información, el nuevo contendor marrón frente al Centro de Salud Federica Montseny, en Puente de Vallecas. (© Foto: L. HERRERA / Vallecasweb.com)

-------------------

 Puedes leer otras noticias sobre la actualidad de Vallecas accediendo a la portada de nuestro periódico www.vallecasweb.com
 También estamos en @vallecasweb(Twitter) y vallecasweb(Facebook)
 Si quieres colaborar con nosotros, puedes escribirnos un correo electrónico clicando en el enlace: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Comentarios (3)

  • Marta M. Planas

    Marta M. Planas

    31 Octubre 2018 a las 12:12 |
    Pues a mi tampoco me ha llegado la carta!!!
  • Pilingo_VKs

    Pilingo_VKs

    31 Octubre 2018 a las 12:21 |
    Con los pisos que tenemos no se donde piensan que vamos a colocar tantos cubos de la basura
  • JOSE LUIS SOBRINO

    JOSE LUIS SOBRINO

    01 Noviembre 2018 a las 08:40 |
    todo sea por el medio ambiente

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.