21 Enero 2021

Nicolás Sanjuán, el rayista que ya no volverá a su “oficina”

Publicado en Deportes

Ha fallecido a los 92 años de edad en Villa de Vallecas

Antonio Luquero | Vallecasweb
Nicolás Sanjuán González, 'Nico' para los amigos, ha fallecido en Villa de Vallecas a los 92 años de edad. Integrante de una generación irrepetible de aficionados rayistas que fue testigo de los primeros años de vida del Club de la franja roja, siempre será recordado por su eterna y pícara sonrisa. Poseedor de una memoria privilegiada, era capaz de relatar con todo detalle pasajes de la historia de Vallecas y de la Agrupación Deportiva Rayo Vallecano de los fue testigo de excepción.



El Bar Moreno, situado enfrente del Estadio de Vallecas, se había convertido en la “oficina” de Nicolás Sanjuán en estos últimos años (así lo llamaba él: “la oficina”). Allí era donde presenciaba los partidos del Club de su vida y donde recibía a un buen número de amigos que se acercaban a verlo y a charlar con él, sobre todo en días de partido.

Nicolás Sanjuán (perdón: 'Nico') nació en el municipio de Vallecas el 21 de septiembre de 1928 en la casa que su familia habitaba en la calle de Monte Perdido número 71. Fue el último en nacer de cuatro hermanos, todos varones, y todos dedicados en cuerpo y alma, de una u otra manera, al Rayo Vallecano.

Conoció y trató en persona a doña Prudencia Priego (madre emérita del Rayismo) y jugó en la calle —y al fútbol también— con algunos de aquellos niños que fundaron el Rayo Vallecano, a saber: Julián Huerta (el mayor de todos), 'Juanito', Ezequiel y Modesto. Con este último recordaba Nicolás haber salido en su juventud “a alternar a un bar que había en la esquina de la calle Puerto Alto, donde estábamos hasta las tantas”, me comentaba entre risas.). No hubo 'Huerta' al que no tratara ni 'Huerta' que no fuera amigo suyo: “He convivido con ellos, yo era amigo de todos”, me aseguró en una larga conversación que mantuvimos cuando cumplió 89 años.

La casa donde Nicolás nació lindaba con el solar de Las Erillas, lugar en el que la Agrupación Deportiva El Rayo tuvo su primer campo de fútbol. “Yo ya con cuatro años salía a jugar al balón a ese descampado”, me decía Nicolás, quien recalcaba que entonces en Vallecas nos conocíamos todos. Yo he visto actuar en el Cine Goya a los payasos Pompoff, Teddy y Emig [este último padre de tres ilustres payasos de la familia Aragón: Gaby, Fofó y Miliki] que vivían en un chalecito cerca de Peña Prieta junto a la calle Mendívil. Al acabar la Guerra Civil tuvieron que emigrar porque eran de izquierdas. Muy cerca de donde vivían ellos vivió Magritas, un famoso banderillero de Vallecas al que Nicolás siempre tuvo en su recuerdo.

“También conocí a Amós Acero [maestro y alcalde de Vallecas durante la Guerra Civil, que sería fusilado], mi hermano Fernando fue alumno de él. Le llevábamos leche a su casa en la calle de Juan Navarro esquina con Monte Igueldo, donde vivía”, me comentaba sin darle apenas importancia.

Sobrecogía escuchar los relatos de Nicolás sobre lo vivido en Vallecas durante la Guerra Civil. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)Sobrecogía escuchar los relatos de Nicolás sobre lo vivido en Vallecas durante la Guerra Civil. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)

Sabía tanto del Rayo y de Vallecas, que podía competir con cualquier sesudo libro de historia: “Recuerdo ver cantar a Angelillo, el famoso cantante que nació en Vallecas. Cantaba en el Bar Metro, que estaba donde ahora está el Banco de Bilbao en la Avenida de la Albufera. También en el Bar Centro, que estaba un poquito más para arriba. Cantaba ahí y se sacaba unas perrillas. Angelillo y su familia vivían en Peña Prieta”. Recordaba también —entre sonrisas— las 'crecidas' del Arroyo Abroñigal, ahora soterrado bajo la M-30: “Cuando llovía mucho se desbordaba e inundaba toda Peña Prieta porque el río no podía con tanta agua. Se inundaba el Puente de Vallecas y el agua se metía en el Metro hasta inundar toda la estación, el agua se salía por las bocas del Metro”.

“Viví los bombardeos en Vallecas durante la Guerra Civil”, me comentaba Nicolás. Por entonces era muy común esconderse en el Metro para evitar las bombas. Sin embargo, la Línea 1 sólo llegaba hasta el Puente de Vallecas, de tal manera que los habitantes de Nueva Numancia y Portazgo no tenían tiempo para refugiarse. Al respecto, Nicolás me confesó: “Inocente de mí, yo que vivía en un primer piso en la calle de Fernando Primo de Rivera esquina con la Avenida de la Albufera corría a refugiarme a un edificio que había enfrente que tenía tres plantas pensando que era más seguro. ¡Imagínate, si cae ahí una bomba nos mata a todos!”.

Llegados a este punto, conviene desvelar que hacía tiempo que Nicolás Sanjuán había dejado aparcado su carnet de abonado del Rayo Vallecano, pero siguió siempre amando a su equipo aún sin ir al estadio. Circunstancias familiares le obligaron a dejar de serlo. Pese a ello, fue socio durante nada menos que 51 años, sólo interrumpidos por el servicio militar que por aquel entonces era obligatorio.

Nico fue socio compromisario durante muchísimos años ya que estaba entre los cien primeros socios: Me aboné por primera vez al Rayo en 1946. Lo dejé en 1997. Les he cosido los balones gratis porque no tenían dinero, he ayudado a Toribio a ser utillero, he ayudado a ser masajista, me sentaba en el banquillo con Lafuente que fue el primer entrenador que tuvo el Rayo en Tercera División, con Félix Huete, Aureliano Nogales, Manchado… Yo estaba con ellos allí, ayudando”. Pero Nicolás no sólo trató con gente del Rayo, sino que formó parte de él: “En el Rayo jugué un año, a la edad de 17 años” contaba con un orgullo que no le cabía en el pecho. Y no era para menos.

Nico fue socio del Rayo Vallecano durante 51 años. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)Nico fue socio del Rayo Vallecano durante 51 años. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)

Con la llegada de la familia Ruiz-Mateos, los socios dejaron de serlo para convertirse en simples abonados, y cuando Nicolás intentó volver a ser socio una vez pasado su problema familiar, se sintió maltratado por el Club y desistió de abonarse de nuevo. Y desde entonces lo cumplió a rajatabla, aunque sin perderse ni un partido del Rayo pese a todo.

'Nico' era persona de dar mucho y pedir poco. Sólo una vez, siendo directivo del Rayo, pidió una camiseta pero nunca se la dieron: “Me dieron una toallita de mano en el homenaje a Felines, pero se la regalé a Lourdes”, una buenísima amiga.

Siendo niño, Nicolás se las apañaba para meterse en los autocares para seguir al Rayo en los viajes fuera de Vallecas. Ya de mayor, fue directivo desde 1991 a 1993, siendo Camacho entrenador. Acababan de llegar los Ruiz-Mateos y el presidente en funciones era Manolo Gallardo, otro Rayista de pro al que le tocó lidiar con una situación muy convulsa. “A mí me pusieron de tesorero, pero como no pude ir al colegio de pequeño y tenía faltas de escribir me hice vocal. Entonces se puso de tesorero mi hermano Antonio, que era el tercero de los cuatro hermanos. Mi hermano Fernando [el primero de los Sanjuán] fue secretario del Rayo con Pedro Roiz. Cuando Roiz dejó de ser presidente hubo elecciones y se presentaron al cargo Marcelino Gil y mi hermano Fernando. Antes de las elecciones llegaron a un acuerdo y el resultado fue que Marcelino se quedaría de presidente y mi hermano Fernando de vicepresidente”. Así los cuatro hermanos Sanjuán: Fernando, Rafael, Antonio y Nicolás, todos varones, todos vallecanos, unieron para siempre sus destinos con el Club que vieron nacer. Por cierto, a estas alturas del relato me gustaría desvelar que Rafael, el segundo de los hermanos, del que no hablamos nada aquí, fue el abonado número uno del Rayo Vallecano hasta su fallecimiento hace más de un año. Ahí es nada.

Con sus amigos Lourdes, Luismi… y la famosa toalla de Felines. (© Foto: VALLECASWEB.COM)Con sus amigos Lourdes, Luismi… y la famosa toalla de Felines. (© Foto: VALLECASWEB.COM)

Nicolás y su única hija, Amaya, celebrando su 89 cumpleaños. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)Nicolás y su única hija, Amaya, celebrando su 89 cumpleaños. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)

Antonio Amaya asistió al homenaje que la Afición del Rayo Vallecano rindió a Nicolás en septiembre de 2017. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)Antonio Amaya asistió al homenaje que la Afición del Rayo Vallecano rindió a Nicolás en septiembre de 2017. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)

“Gracias por enseñarnos a amar al Rayo y a Vallecas”; una manta que intentó devolver a Nicolás todo el cariño que dio a quienes le conocieron a lo largo de su vida. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)“Gracias por enseñarnos a amar al Rayo y a Vallecas”; una manta que intentó devolver a Nicolás todo el cariño que dio a quienes le conocieron a lo largo de su vida. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)

Recuerdo haberle preguntado a Nicolás Sanjuán qué era para él el Rayo. Sentado en la silla de su “oficina” respiró hondo, y mientras se le inundaban los ojos de lágrimas me contestó sin dudarlo: “Mi vida… parte de mi vida”.

La vida de Nicolás Sanjuán se detuvo en la madrugada de hoy en Vallecas, el mismo municipio que le vio nacer hace 92 años. Pero su memoria no quedará en el olvido. La Afición, que sabe recordar a aquellos que hicieron de la Agrupación Deportiva Rayo Vallecano una institución grande, jamás le olvidará.

[*La incineración tendrá lugar en el Crematorio del Cementerio de la Almudena este viernes 22 de enero de 2021, a las 13:10 horas. D.E.P.].

(*) En la imagen que abre esta información, Nicolás Sanjuán en su “oficina” del Bar Moreno frente al Estadio dee Vallecas. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)

-------------------

 Puedes leer otras noticias sobre la actualidad de Vallecas accediendo a la portada de nuestro periódico www.vallecasweb.com
 También estamos en @vallecasweb(Twitter) y vallecasweb(Facebook)
 Si quieres colaborar con nosotros, puedes escribirnos un correo electrónico clicando en el enlace: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Comentarios (3)

  • Raúl

    Raúl

    21 Enero 2021 a las 17:37 |
    Impresionante reportaje de una vida completamente llena de vallecanismo y de Rayismo. Con este hombre se nos va un pedazo de nuestro Vallecas de siempre, el que no volverá. HONOR.
    • María Antonia Sanjuan Santos

      María Antonia Sanjuan Santos

      25 Enero 2021 a las 19:11 |
      Raúl le doy las gracias en nombre de su hija y la familia.
      Mi tío era una persona excepcional.
      Ser vallecano y rayista lo llevaba con mucho orgullo.
  • Juan Carlos Sanchez

    Juan Carlos Sanchez

    21 Enero 2021 a las 22:43 |
    Buen amigo de mi padre, Jose Sanchez “ El suicida” me contó un montón de anécdotas y recuerdos que tenía de mi padre.
    Descanse en paz y un abrazo a la familia y amigos.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.