03 Marzo 2017

El cliente no siempre tiene razón

Publicado en Deportes

Rayolandia | Reunión infructuosa entre directiva y aficionados del Rayo Vallecano

Antonio Luquero | Vallecasweb
La reunión mantenida hace unos días entre representantes de los aficionados del Rayo Vallecano y dirigentes del Club no ha podido tener un resultado más desalentador. Según se desprende de la nota emitida por la Plataforma ADRV, ambas partes han perdido el tiempo en un diálogo inexistente en el que la parte contratante de la primera parte se ha negado a negociar ante la parte contratante de la segunda parte. Es decir: que si Groucho Marx hubiese estado presente, el entendimiento habría sido más fácil.



Más información sobre Centros Gredos San Diego CLICANDO AQUÍ

El Rayo Vallecano y sus aficionados se han reunido para perder el tiempo mutuamente. Con esta sentencia tan breve como desoladora se puede resumir la fase que viven las relaciones entre el Club y los seguidores de la franja roja. No existen.

A la reunión acudieron, por parte del Club, Luis Yáñez (director general), David Cobeño (asesor del Consejo de Administración) y Felipe Luna (director de seguridad). Que no estuviera presente Raúl Martín Presa da idea de la capacidad de interlocución y maniobra: nula. Porque en Vallecas nada se mueve si no es con el consentimiento del presidente Rayista.

Las cinco líneas rojas que el Club marcó antes de sentarse a la mesa (a saber: “No venderemos el Club a terceros ni venderemos acciones a aficionados; no emprenderemos acciones contra la Policía o Delegación del Gobierno; no incluiremos asesores de la Afición en el Consejo; no aceptaremos injerencias en los precios de los abonos y tampoco en el tema de fichajes”), no dejaban mucho lugar al optimismo.

Realmente todo apunta a que la reunión se mantuvo con el objetivo de “simular” un acercamiento que realmente les da igual y con la intención —más de cara a la galería— de mostrar que se quiere negociar y que son “los otros” quienes no dan su brazo a torcer. Eso sí, el Club reclama “paz social en la grada” ante la situación deportiva e institucional que vive la entidad vallecana.

El resultado de la reunión y la nota emitida por las Peñas demuestra quién interesa en el Rayo Vallecano desde hace tiempo, y les doy una pista: no son los aficionados. Al menos los que en cada partido en Vallecas o en cada desplazamiento se desgañitan y pierden sueño y ahorros por ver a su equipo.

Quien verdaderamente manda aquí, y no desde hoy sino desde hace mucho tiempo, es Javier Tebas. Y no sólo en el Rayo Vallecano, sino en un buen número de clubes españoles. La presencia del omnipresente presidente de La Liga en las decisiones que los clubes toman a diario viene avalada por el objetivo final del negocio futbolístico: ganar dinero.

Si observamos la cuenta de resultados del Rayo Vallecano en su último ejercicio, descubriremos que tan sólo 1’2 millones de euros procedieron de los ingresos por abonos y venta de entradas en taquilla. Más de 20 millones de euros llegaron por ingresos de televisión, gracias a las gestiones de Javier Tebas. La comparativa de datos habla por sí sola.

Como en cualquier negocio, el cliente tiene razón siempre y cuando su influencia en el balance económico suponga una cuota relevante del mismo. Actualmente, los abonados y público en general sólo representan un 4 por ciento de los ingresos totales del Club. Sólo esta cifra debería darles una idea del poder que pueden tener ante Luis Yáñez, David Cobeño y Felipe Luna, las propuestas que se hagan desde la Plataforma ADRV y que luego deben ser transmitidas a Raúl Martín Presa. Incluso si queremos echar más leña al fuego, añadiremos que los espectadores que generan los 1’2 millones de euros de ingresos son quienes ocasionan un sinfín de gastos en seguridad, acomodadores, apertura y acondicionamiento del estadio, multas por exhibición de pancartas no comunicadas, etcétera. Vamos, que al Club le saldría más barato jugar los partidos a puerta cerrada.

El Rayo Vallecano impuso cinco líneas rojas imposibles de traspasar en su negociación con los aficionados. (© Foto: VALLECASWEB.COM)El Rayo Vallecano impuso cinco líneas rojas imposibles de traspasar en su negociación con los aficionados. (© Foto: VALLECASWEB.COM)

La reunión no sólo ha servido para perder el tiempo, sino también para corroborar que algunas Peñas se han sentido “ofendidas” por no haber sido invitadas a la convocatoria, bien por desconocimiento, bien por “mala fe” de los convocantes, como alguno me ha expresado personalmente. Ahí lo dejo. También para confirmar que el Club ni tiene intención ni se plantea traspasar ninguna de las “5 líneas rojas”, especialmente aquella relativa a la venta de acciones a otros accionistas que no sea Raúl Martín Presa. El temor a que una venta cercana al 3 por ciento de acciones “colapse” el funcionamiento de la entidad planea en las oficinas del Club y motiva la negativa en rotundo a llegar a cabo esta ampliación.

Pierden el tiempo los aficionados queriendo negociar con quien no quiere, elaborando propuestas que no van a ser aceptadas salvo peligro inminente de muerte (descenso) en el que se alarga la mano y se organizan viajes (pagados) y se pide el apoyo (de la afición) para que el Rayo (el negocio) no se vaya a Segunda B (se arruine). Fuera de esto y para no tener que leer entre paréntesis, lo mejor es hablar claro. El cliente siempre tiene razón, sí, pero sólo si es Javier Tebas (recuerden: genera 20 millones de euros para el Rayo Vallecano). Es un cliente de mucho postín...

¿Qué dice la nota de la Plataforma ADRV?
Reunión convocada por la directiva del Rayo Vallecano con las peñas del Rayo (Plataforma ADRV, Federación e independientes)

“El pasado día 24 de febrero se celebró en la Ciudad Deportiva del Rayo Vallecano una reunión de Peñas con el Club convocada por este último y a la que acudieron las siguientes peñas: Desperdigados, Piti, Planeta Rayista, Bus Uno, Bukaneros, Mala Vida Beodos, Rivas, Discapacitados y 2004).

Resumen de la reunión del Club con las Peñas:
El Club comparece 20 minutos tarde. Se presentan Luis Yáñez (director general), David Cobeño (asesor del Consejo) y Felipe Luna (director de seguridad) como representantes del Club.

Luis Yáñez lidera la reunión proponiendo reabrir un canal de comunicación con las Peñas, dejando muy claro que Presa ha marcado cinco líneas rojas con las que en ningún momento negociará ni tratará:

No venta del Club ni venta de acciones.
 El Club nunca tomará posiciones ni acciones contra Policía, Delegación de Gobierno, Liga o Federación. No quieren posicionarse bajo ningún caso.
 No tienen intención de modificar el Consejo de Administración ni de incluir asesores de la afición.
 No aceptarán injerencias y movilizaciones en temas de abonos, precios de entradas, etc.
 No aceptarán injerencias en temas de fichajes.

A cambio ofrecen acometer los frentes abiertos que pueda tener la afición, como ampliar de 100 a 300 el número de entradas en convenio de Aficiones Unidas a 15 euros para las Peñas.

Tema Zozulya: no se estudiaban perfiles de los jugadores. Se le ficha porque Betis y jugador les explicaron el malentendido de la camiseta con el escudo de Ucrania y tiraron para adelante. El Club deja claro que jamás vieron en este tema coacción hacia el jugador por parte de la afición.

 Reclaman paz social en el Estadio aunque Yáñez y Cobeño respetan y entienden las medidas de protesta de la afición y que estamos en nuestro derecho de realizarlas, siempre que sean pacíficas.

 Las Peñas pasan a enumerar problemas sufridos: falta de apoyo a los 10 Rayistas posiblemente denunciados, falta de defensa por parte del Club ante insultos de periodistas, etc.

 Quejas de las Peñas por el estado del campo, tema fichajes/renovaciones, falta de estructura de club moderno, falta de transparencia en la gestión, no organizar Junta de Accionistas, falta de apoyo al Rayo Femenino, tema Rayo Oklahoma, situación de la cantera, problemas con la seguridad en los accesos al campo.

 Nos dicen que la idea de esta reunión sale de Yáñez y Cobeño y no de Presa, aunque el presidente está informado de la misma.

 Lo único que pueden ofrecer es mejorar la comunicación con las Peñas y trasladar cosas y necesidades puntuales del día a día de las Peñas porque las quejas de la afición sobre los errores pasados en la gestión (relacionadas con las 5 líneas rojas) está claro que ya las conoce y son inamovibles.

 Las Peñas dicen que se apoya a Michel y al equipo y que los pitos y protestas continuarán hacia el palco todos los partidos. Son cosas que se pueden complementar sin problema alguno.

 Las Peñas agradecen el gesto y el intento de reunión de Yáñez y Cobeño y lamentan la situación de manos atadas en la que se encuentran por culpa de Presa.

 Las Peñas aseguran estar cansadas de dar apoyo cuando se les solicita, apoyo que luego no va a ninguna parte al no verse ningún gesto por parte de Presa que invite a pensar en cambios o mejoras en el Club en beneficio de toda la masa social Rayista.

 Se abre la posibilidad de que Raúl Martín presa cese en el puesto de presidente —que no de dueño— desapareciendo en la gestión del día a día del club delegando en un grupo de profesionales que mejoren la capacidad organizativa del Club, etc., pero es rechazado.

Tras observar que la reunión se enquista se decide trasladar un listado de quejas o solicitudes de las Peñas al Consejo de Administración para mejorar por si quieren tenerlo en cuenta, siempre sin nada a cambio, y dotando de independencia a las Peñas.”

(*) En la imagen que abre esta información, nota emitida por las Peñas del Rayo Vallecano tras su reunión con directivos del Club. (© Foto: VALLECASWEB.COM)

-------------------
 Puedes leer otras noticias sobre la actualidad de Vallecas accediendo a la portada de nuestro periódico www.vallecasweb.com
 También estamos en @vallecasweb (Twitter) y vallecasweb (Facebook)
 Si quieres colaborar con nosotros, puedes escribirnos un correo electrónico clicando en el enlace: vallecaswebcontacto

Comentarios (0)

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.