25 Octubre 2016

¿Por qué a las cigüeñas les gusta tanto el cielo de Vallecas?

Publicado en Reportajes

Entrevista con Luis Miguel Domínguez, naturalista

Antonio Luquero | Vallecasweb
Desde hace cinco años, un numeroso grupo de cigüeñas blancas ocupa cientos de antenas y tejados de los distritos de Puente y Villa de Vallecas durante los meses de agosto a noviembre. Su presencia genera entre los vecinos todo tipo de comentarios y rumores, algunos infundados. Para resolver todas las dudas, Vallecasweb ha hablado con Luis Miguel Domínguez, naturalista, divulgador y director de documentales de Naturaleza, que nos aclarará el porqué de esta visita 'inesperada' de unas aves que según la tradición, deberían venir con un bebé bajo el pico.



Más información sobre Centros Gredos San Diego CLICANDO AQUÍ

El rostro de Luis Miguel Domínguez les resultará muy reconocible por sus innumerables documentales de Naturaleza emitidos en Televisión Española. A esta faceta tan visible, se unen otras, como la de naturalista y divulgador de la vida salvaje e infatigable defensor de la biodiversidad, en especial la de las especies en peligro de extinción. Sin embargo, entre sus cualidades hay una que para nosotros adquiere un valor especial: Luis Miguel Domínguez es vallecano, del Puente de Vallecas, y no sólo eso: reconoce sentirse muy vallecano.

Director en la actualidad de los reportajes de Naturaleza en el programa “Aquí la Tierra” de TVE, hablamos con Luis Miguel sobre la presencia masiva de cigüeñas blancas en las antenas de nuestros tejados y los motivos que han llevado a esta visita tan numerosa como inexplicable.

- La llegada masiva de cigüeñas se inició hace aproximadamente 5 años, cuando aparecieron las primeras. Ahora cada vez hay más. ¿De dónde vienen?
- En todas las migraciones, al igual que en los viajes que hacemos las personas, hay 'áreas de servicio', unos lugares en los que puedes descansar, hay una fuente de agua y hay un banco en el que te puedes sentar a comerte un bocadillo. Estas cigüeñas están en migración. Y llegan a Vallecas muy posiblemente desde el Norte de España, es decir, del centro de la Península hacia arriba y van en dirección al Sur.

Verás, en España las cigüeñas ya no viajan tanto a África como antes, lo que no quiere decir que una cigüeña de la provincia de León no haga un viaje medio, es decir, viaje hasta Andalucía o Extremadura y luego vuelva a sus lugares de cría, pero pase el invierno al Sur.

Las cigüeñas de Vallecas han perdido el miedo a posarse sobre los tejados de los edificios más altos. (© Foto: L. HERRERA / Vallecasweb.com)Las cigüeñas de Vallecas han perdido el miedo a posarse sobre los tejados de los edificios más altos. (© Foto: L. HERRERA / Vallecasweb.com)

Como Vallecas está vinculada geográficamente a Valdemingómez, y Valdemingómez ha sido fuente de alimentación de las cigüeñas y de las gaviotas reidoras (que no se nos olvide), también de los milanos negros que hay en Rivas-Vaciamadrid durante las últimas décadas, y ha sido sin duda el foco de alimento más importante, evidentemente las aves que estamos viendo son aquellas que fenológicamente, es decir por fechas, han criado ya sus pollos en el Norte y están viajando hacia el Sur. Ahora están haciendo una 'parada técnica' en un lugar maravilloso que es Vallecas porque, además, tienen cerca Valdemingómez.

- ¿Por eso no las vemos alimentarse por aquí?
- Efectivamente, por eso no las ves comiendo en los parques, ni se acercan al río Manzanares a buscar alguna carpa, o a la Casa de Campo donde hay espacios más abiertos. Ellas buscan su comida en Valdemingómez. Pero son grupos migrantes, grupos que están emigrando hacia el Sur, no necesariamente hacia África. La mayoría ni siquiera cruzarán el Estrecho de Gibraltar, aunque haya algunas que sí lo hagan. Eso explica que aparezcan justamente en agosto cuando ya se han reproducido, se preparan para el viaje colectivo y un gran grupo se queda en Vallecas junto a un gran foco de alimento permanente y secular que ellas ya conocen desde hace décadas, porque Valdemingómez lleva funcionando décadas, y allí tienen alimento permanente. De hecho, una importante cantidad de cigüeñas blancas ha crecido en la Península por la existencia de los vertederos.

- En octubre de 2014 una tormenta con fuerte viento tiró al suelo a una veintena de cigüeñas que pasaban la noche en los tejados de Vallecas. El anillado de algunas de ellas permitió saber que procedían de Holanda, Francia y Alemania.
- Correcto. Pero es muy posible que esas cigüeñas hayan criado en Zamora, ese mismo año, o en Valladolid o incluso en Madrid o Manzanares El Real. Y todas ellas en agosto necesitan migrar y lo hacen por etapas en su viaje hacia el Sur, y encuentran un lugar fantástico para descansar en Vallecas, y se quedan aquí.

La anilla que portaba una cigüeña derribada por el viento en octubre de 2014, confirmó que el ejemplar había sido anillado en Alemania. (© Foto: GREFA / Vallecasweb.com)La anilla que portaba una cigüeña derribada por el viento en octubre de 2014, confirmó que el ejemplar había sido anillado en Alemania. (© Foto: GREFA / Vallecasweb.com)

- Los cielos de Vallecas se encuentran ahora mismo llenos de cigüeñas, ¿hasta cuándo estarán aquí?
- Pues hasta que arrecie el frío. Cuando en noviembre se intensifique el frío ellas reiniciarán de nuevo el viaje hacia el Sur, e incluso hacia el Sur del Sur. Algunas cruzarán el Estrecho y harán un fantástico viaje que las llevará nada más y nada menos que hasta Tanzania. Otras se quedarán en Los Alcornocales, en la provincia de Cádiz, y esperarán a que la primavera llegue y volverán de sus cuarteles de invierno. Lo más curioso es que este caso en primavera no se da…

- Efectivamente, ¿por qué en primavera no las vemos venir desde el Sur?, ¿por qué no hacen también una 'parada técnica' en Vallecas?
- Curiosamente es así porque realmente cuando más problemas tienen con la alimentación —que es fundamental para la energía que ellas necesitan para viajar— es justamente en la ida, es ahora. El viaje de vuelta es a favor; es un viaje a una Península a la que la primavera ya está moviéndola y hay alimento por todas partes. Sin embargo ahora ellas lo tienen muy complicado y encuentran en Valdemingómez —y en Vallecas como posadero— su lugar perfecto.

- ¿Las bandadas de cigüeñas que llevamos viendo durante estos tres meses son las mismas, o algunas se han ido yendo y otras han ocupado su lugar?
- Sí, desde luego en los primeros días de agosto y septiembre van viniendo cigüeñas que proceden de sitios cercanos como Segovia, Ávila o Zamora. Luego, a partir de ahí, los ejemplares son los mismos. Esto es muy parecido a un dormidero de estorninos, que cogen un árbol y se ponen 4.000 estorninos en un árbol. Durante el día se marchan y no tienes ni idea de donde pueden estar, pero en cuanto llega la noche ahí los tienes de nuevo, ocupando el mismo árbol.

 Las cigüeñas utilizan Vallecas para coger fuerzas en su migración hacia el Sur, y aprovechan las antenas para descansar. (© Foto: L. HERRERA / Vallecasweb.com)
Las cigüeñas utilizan Vallecas para coger fuerzas en su migración hacia el Sur, y aprovechan las antenas para descansar. (© Foto: L. HERRERA / Vallecasweb.com)

Éste es un fenómeno que sin duda tiene que ver con la enorme capacidad de migración de estas aves y que tiene en Valdemingómez un 'área de servicio' que lo sustenta. Además, como están en un grupo numeroso evitan el peligro de los depredadores. Otra cosa diferente es que si Vallecas no tuviera esas antenas tan altas y esos edificios bajos que las sustentan, posiblemente estas cigüeñas no encontrarían las condiciones favorables, no estarían aquí y este proceso se estaría dando en otro sitio.

Yo recuerdo, y además lo grabé para el programa “Fauna callejera” de Televisión Española en los años ’90, una agrupación igual de cigüeñas en la catedral de León. Justamente cuando habían acabado la cría, la reproducción, por los meses de septiembre y octubre se juntaban en el techo de la catedral cerca de 300 cigüeñas, yo las tengo filmadas. Si buscas en el capítulo “Parada y fonda” de esta serie, se ve una secuencia con las cigüeñas de la catedral subidas en los cimborrios, en sitios en altura, buscando la tranquilidad hasta que, de repente, desaparecen todas en masa. Un día te levantas por la mañana y se han ido todas.

- ¿Las cigüeñas tienen capacidad de aprendizaje? Te lo digo porque en los primeros años se posaban torpemente sobre las antenas, llegando a llevarse por delante algún cable e incluso alguna antena completa, y ahora 'aterrizan' con una suavidad pasmosa, tanto que la antena ni se mueve…
- Sí claro. De hecho habrá cigüeñas que podamos decir que son 'vallecanas' y habrán utilizado ese posadero durante tres o cuatro años y ya se lo saben. Además, las cigüeñas tienen la capacidad de volver a sus nidos y al mismo nido cada año con la misma pareja, y en cuanto a los dormideros no me cabe ninguna duda.

En los últimos tiempos las aves han mejorado su forma de aterrizar en las antenas, y apenas cimbrean los mástiles. (© Foto: L. HERRERA / Vallecasweb.com)En los últimos tiempos las aves han mejorado su forma de aterrizar en las antenas, y apenas cimbrean los mástiles. (© Foto: L. HERRERA / Vallecasweb.com)

- Hay vecinos preocupados porque las cigüeñas puedan hacer nidos sobre las antenas…
- Eso es imposible porque en estas fechas las cigüeñas no están buscando la nidificación. Si este hecho se estuviera produciendo en otras épocas del año te diría que podría haber ese problema, pero ellas sólo buscan un posadero dentro de una migración. Además, siempre buscan para sus nidos sitios seguros y estables y una antena de televisión para nada lo es.

- Y durante el tiempo que están sobre las antenas, que son muchas horas, ¿qué hacen?
- Están encantadas, descansando. Las verás sobre una sola pata, levantan una pata que van turnando cada cierto tiempo y de esa manera la circulación sanguínea se va moviendo. Para ellas ese lugar es perfecto.

- De vez en cuando levantan vuelo y se mueven en círculo, en grupo y a gran altura, como los buitres…
- Claro, cogen una corriente térmica y aprovechan a tope para volar. Están en un periodo de descanso relacionado con la migración porque ellas, en mayo y junio, han tenido tiempo para criar polluelos, educarlos y sacarlos adelante. Cuando dan el salto es a finales de agosto y es cuando llegan a Vallecas, a la espera del crudo invierno.

- ¿Los polluelos también están aquí, han venido con los padres a 'conocer' Vallecas?
- Sí, y además son fáciles de reconocer porque tienen el pico más oscuro. El rojo coral de las patas y los picos lo tienen sólo las cigüeñas cuando son adultas, pero cuando son jóvenes veréis picos incluso de color negro, y las patas tienen una coloración mucho menos llamativa. En Vallecas están las familias completas, jóvenes y adultos.

- La presencia de tantas cigüeñas ¿puede llegar a perturbar la vida de otras especies habituales de la zona, como gorriones o palomas?
- No, en absoluto, porque la cigüeña no está ocupando el nicho ecológico de ningún otro animal. Este es un evento natural precioso que además la ciudadanía de Vallecas debería aprovechar para disfrutarlo, sobre todo los colegios deberían aprovecharlo para que todos los otoños tuvieran una fiesta como 'El Otoño de la Cigüeña en Vallecas'. A mí me parece un evento magnífico para que la ciudadanía lo disfrute, para que miren al cielo, porque las cigüeñas no van a causar ningún daño a nada ni a nadie.

- Tengo la impresión de que todos somos muy partidarios de disfrutar por la televisión de la migración de los ñus en África, viendo cómo se los comen los leones, pero poco dados a disfrutar de un espectáculo maravilloso que la Naturaleza nos ha puesto a la puerta de casa, aquí en Vallecas.
- Claro, tienes razón. Pero es un espectáculo que sólo gente como vosotros habéis sabido ver. Yo a diario lucho para que este tipo de eventos naturales se incorporen a la vida de la ciudad como un valor maravilloso. Los turistas que vienen a Madrid a ver el Museo del Prado, estoy seguro que estarían encantados de que alguien les sentara con un catalejo a las puertas del Colegio Carlos Sáinz de los Terreros, donde dices que las cigüeñas se pueden ver tan cerca sobre un tejado. Me parece una cosa preciosa.

- El hecho de que durante estos meses se alimenten en vertederos ¿perjudica la salud general de estas aves?
- Bueno, digamos que la cigüeña es un animal muy ecléctico en cuanto a su alimentación. Esos vertederos que hoy tienen esa cantidad de alimento porque somos un desastre como especie y tiramos mucha comida, son los mismos vertederos que el hombre provocaba hace 300 años, y las cigüeñas siempre han estado ahí. Sí que es verdad que los vertederos han podido causar algún problema de salud en las cigüeñas y en otras aves, pero hoy por hoy lo que sí sabemos es que sus poblaciones han proliferado y han prosperado gracias a la cantidad de alimento que les proporcionamos. Y más en una zona de cigüeñas como ésta. Si no hubiera habido cigüeñas antes por aquí habría sido complicado, pero la gaviota reidora viene desde Europa hacia España y se ve con claridad que en las cuencas de los ríos Jarama y Manzanares tiene un foco de interés; por eso vienen todos los años 40.000 gaviotas reidoras, porque saben que aquí hay comida, en graveras como las de El Porcal y El Campillo, todas ellas verdaderos paraísos para estas aves. En el caso de las cigüeñas, están aquí porque Vallecas está en el medio de su paso migratorio.

- Me comentan los vecinos que es común escuchar a las cigüeñas hacer crotoreo o traqueteo con sus picos, ¿con qué objetivo?
- El crotoreo es propio de las ciconias, de esta familias de aves. Los abueletes lo llamaban 'machacar el ajo', una especie de castañuela entre los picos y siempre lo acompañan de la cabeza hacia atrás. Lo hacen como saludo entre ellas, eso siempre, y también como un sistema de estimulación para los pequeños. El crotoreo cuando lo escuchas es un sonido inolvidable, que no lo vas a olvidar nunca.

- Primero fueron las palomas torcaces, luego las hurracas, los mirlos, algunas rapaces, los conejos, las perdices. Vallecas se está llenando de especies que antes sólo vivían en los campos. ¿Podremos ver por aquí, en un futuro no muy lejano, alguna pareja de cigüeña negra y, te apuro aún más, algún buitre sobrevolándonos en círculos?
- Vamos a ver. Lo que estamos viendo es que el hombre es quien ha ocupado el campo. En Madrid en Sanchinarro, y en Vallecas en la zona nueva del Ensanche, que prácticamente se une al Pueblo de Vallecas, lo que ha hecho el hombre ha sido ocupar ese territorio. Por tanto es al revés, nosotros hemos ocupado ese territorio y la fauna se acomoda. Es muy importante que las ciudades se diseñen en base a estos elementos naturales. Y que lejos de ser una muralla o una trampa, se alíen con esas situaciones para embellecer nuestras vidas. Y evidentemente el cielo de Vallecas será mucho más interesante con el vuelo poderoso de una cigüeña, que sin él. Y eso necesita de una planificación.

Lo hemos visto en Madrid Río, con el río Manzanares. Gallardón hizo una acequia y hoy se está de nuevo renaturalizando ese río. Se pasa de lo que es un río incapaz de atraer vida animal, a lo que es un río con vegetación donde una serie de actuaciones puede atraer a la fauna.

En el caso de nuestras cigüeñas vallecanas lo que hay que hacer es, una vez detectado lo que sucede, tranquilizar a las comunidades de vecinos de que este es un hecho positivo y bonito, convertir a la cigüeña en un símbolo natural para Vallecas y no cambiar nada. En cuanto empieces a meter en esas antenas algún elemento para disuadirlas evidentemente las cigüeñas se irán, pero si el hombre es capaz de entender este fenómeno natural, asimilarlo e introducirlo en lo que es la vida ciudadana, podremos disfrutar de ello durante décadas, no me cabe duda. La cigüeña debería convertirse en el símbolo natural de Vallecas.

Un ejemplar de cigüeña blanca sobrevuela el cielo en Villa de Vallecas. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)Un ejemplar de cigüeña blanca sobrevuela el cielo en Villa de Vallecas. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)

- A todos nos gusta mucho que haya osos pardos en Muniellos, en Asturias; también que cante el urogallo del Cantábrico y que el lobo crezca en libertad, pero nos gusta verlo todo 'en la parcela del otro', no en la nuestra, por si nos fastidia la finca o nos come las ovejas. ¿Esto no ha cambiado ni siquiera con las campañas que hizo Félix Rodríguez de la Fuente?
- Tú sabes la lucha que tengo con el lobo como presidente que soy de la Asociación Lobo Marley, y lo que estamos viendo con claridad es que la ciudadanía valora cada vez más el patrimonio natural y la fauna como parte de ese patrimonio, pero lo que es evidente es que los políticos no lo hacen. Muy al contrario, los políticos aprovechan toda esta serie de cuestiones para sacar réditos de manera roñosa.

Creo que la ciudadanía y el español medio han aprendido ya la lección y dan valor al patrimonio natural, pero la clase política no se ha dado cuenta aún de la importancia que tiene la fauna en el valor que tiene un país. Y en eso estamos luchando y tenemos que luchar.

- En tu condición de persona implicada en la defensa de la Naturaleza, me gustaría saber tu opinión sobre algo que tenemos muy cerca de aquí, a tan solo 3 kilómetros de Vallecas: la incineradora de Valdemingómez. ¿Es sostenible y decente tener una planta de este tipo a escasos de metros de las casas, y casi lindando pared con pared con el Parque Regional del Manzanares?
- Es un contrasentido, indudablemente. La gestión de los residuos es la gran asignatura pendiente de la política municipal, claro que sí. También es verdad que funcionarían mucho menos esa incineradora y ese vertedero si también el ciudadano generara muchos menos residuos, y ello tiene que ver con un nuevo modelo de vida. Con una implicación en este tipo de valores. Esa incineradora es un horror y mucho más habiendo vida humana alrededor y un parque como el Parque Regional del Sureste que pese a que está bastante manoseado y bastante castigado tiene una valor ecológico impresionante.

- ¿En qué proyectos estás trabajando actualmente? ¿Crees que el tema de las cigüeñas en Vallecas daría para un reportaje en televisión?
- Sería un tema fantástico para el programa “Aquí la Tierra” de Televisión Española. Es una pena que estemos a tan sólo unas semanas para que las cigüeñas se marchen definitivamente, pero todo es cuestión de verlo. Si ahora no podemos, para el año próximo sería un reportaje maravilloso para “Aquí la Tierra” donde yo dirijo la parte naturalista del programa. Además, grabaremos este evento tan único y tan maravilloso. Dirijo también un programa que he abierto muy cerca de la Puerta del Sol, que se llama Gabinete de Historia Natural, para la divulgación de la Naturaleza; ese es mi gran proyecto, mi gran proyecto vital y la casa de todos los naturalistas.

 Luis Miguel Domínguez defiende la presencia de cigüeñas en Vallecas y considera que es un buen ejemplo de biodiversidad urbana. En la imagen, con una tortuga en su reciente viaje a Gabón. (© Foto: GABINETE DE HISTORIA NATURAL / Vallecasweb.com)
Luis Miguel Domínguez defiende la presencia de cigüeñas en Vallecas y considera que es un buen ejemplo de biodiversidad urbana. En la imagen, con una tortuga en su reciente viaje a Gabón. (© Foto: GABINETE DE HISTORIA NATURAL / Vallecasweb.com)

- Si te encontraras de cara con algún vecino alarmado o preocupado por la presencia de las cigüeñas en Vallecas, ¿qué mensaje le darías?
- Decirle simplemente que debería preocuparse mucho más por el poco apego que tiene la clase política por nuestra vida ciudadana. Que no se preocupe por las cigüeñas, porque ellas pertenecen a un universo no humano e inocuo para las personas y nada peligroso para los humanos. Decirle que sus días con cigüeñas, con aves, con Naturaleza, son mucho más ricos que el gris que nos propone la realidad de cada día.

- Siempre presumes de vallecano allí donde vas. Vallecasweb es un buen sitio para volver a decirlo…
- Sí, quiero reivindicar mi condición de vallecano. Me considero clasista de abajo a arriba. Acabe donde acabe mis días, después de tantos años de lucha, siempre llevaré a Vallecas en mi corazón. Nací en este lugar, crecí en estas calles del Puente de Vallecas, en Monte Igueldo, aquí me eduqué, conviví con una sociedad rural que venía a la ciudad y que en Vallecas era especialmente pintoresca y enriquecedora, y reivindico mi condición de vallecano internacional y sin fronteras.

- Para terminar, dicen que uno no triunfa de verdad en su pueblo hasta que no le nombran pregonero de las fiestas. ¿Te gustaría dar el pregón en las fiestas de Vallecas y hablar, por ejemplo, de nuestras maravillosas cigüeñas?
- Nunca me llamaron para ser pregonero de las fiestas de Vallecas, pero para mí sería un honor poder hacerlo, de verdad te lo digo.

TE RECOMENDAMOS
Luis Miguel Domínguez en Twitter: @DOMINGUEZLM
Gabinete de Historia Natural: gabinetehistorianatural.com
 Asociación Lobo Marley: lobomarley.org

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
Una veintena de cigüeñas 'cae' en Vallecas a causa de la tormenta.
 Preocupación en Palomeras Sureste por el aumento del número de cigüeñas.
 Las cigüeñas hacen su nido en Vallecas.

(*) En la imagen que abre esta información, Luis Miguel Domínguez, naturalista y divulgador vallecano. (© Foto: GABINETE DE HISTORIA NATURAL / Vallecasweb.com)

-------------------
 Puedes leer otras noticias sobre la actualidad de Vallecas accediendo a la portada de nuestro periódico www.vallecasweb.com
 También estamos en @vallecasweb (Twitter) y vallecasweb (Facebook)
 Si quieres colaborar con nosotros, puedes escribirnos un correo electrónico clicando en el enlace: vallecaswebcontacto

Comentarios (2)

  • Mercedes Rodriguez Espliguero

    Mercedes Rodriguez Espliguero

    10 Noviembre 2016 a las 07:26 |
    Porque el cielo de mi Vallekas es especial y bonito como su gente.
  • Concha Párraga San Segundo

    Concha Párraga San Segundo

    10 Noviembre 2016 a las 07:39 |
    Totalmente de acuerdo. Las cigüeñas son otro toque de distinción.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.