21 Agosto 2016

Fallece Manuel Peñalva, el hombre que sabía demasiado

Publicado en Reportajes

Logró el primer ascenso a Segunda División de la Agrupación Deportiva Rayo Vallecano

Antonio Luquero | Vallecasweb
La noticia del fallecimiento de Manuel Peñalva ha llenado de tristeza no sólo a quienes tuvimos la suerte de conocerle y tratarle, sino a toda la familia Rayista, que siempre vio en él a la persona que representaba sin tacha los valores que siempre defendió la Agrupación Deportiva Rayo Vallecano. Porque Peñalva siempre fue fiel a su equipo y a la barriada que le dio cobijo desde su juventud.


Más información sobre Cruz Blanca Vallecas CLICANDO AQUÍ

Manuel Peñalva fue en el campo y fuera de él un hombre íntegro, imagen que se transmitía no sólo entre quienes le conocían, sino entre aquellos que sólo habían oído hablar de él. Su trayectoria profesional y personal levantó tanta admiración, que desde hacía tiempo dejó de ser Manolo para ser tratado como 'Don Manuel Peñalva'. Esta condición nunca fue muy de su gusto, pues siempre se consideró uno más, hasta el punto de pedir siempre que se le tratara de tú, independientemente de la edad del interlocutor que tuviera a bien charlar con él, sobre todo de su querido Rayo Vallecano.

Manuel Peñalva Usanos, como otros tantos muchos, llegó al Rayo 'de rebote'. Nació el 28 de abril de 1935 en un barrio que no era el nuestro, sino Pacífico, la zona que se ubica más allá de la M-30 y que separa a los ricos de los pobres, a los pudientes de los que tienen que buscarse la vida cada mañana para poder subsistir. Vallecas y Pacífico fueron barrios limítrofes y rivales en lo deportivo, y más cuando en los años '20, '30 y '40 del pasado siglo el fútbol se convirtió en un deporte de masas y eran duras las pugnas entre equipos de ambos barrios. Porque hablamos de barrios, pero a ciencia cierta Pacífico ya era entonces Madrid y Vallecas, sin embargo, aún lucía como municipio independiente con puerto de mar visible en forma de barcas que a veces se utilizaban para navegar cuando al Arroyo Abroñigal, nuestro famélico puerto de mar, le daba en desbordarse.

Partido en el viejo campo de El Rodival del Puente de Vallecas. Peñalva es el jugador situado a la izquierda de la imagen. (© Foto: ARCHIVO M. PEÑALVA / A. LUQUERO Vallecasweb.com)Partido en el viejo campo de El Rodival del Puente de Vallecas. Peñalva es el jugador situado a la izquierda de la imagen. (© Foto: ARCHIVO M. PEÑALVA / A. LUQUERO Vallecasweb.com)

Los partidos frente al Plus Ultra siempre levantaban una gran expectación en Vallecas. Peñalva intenta un remate con el estadio repleto de público. (© Foto: ARCHIVO M. PEÑALVA / A. LUQUERO Vallecasweb.com)Los partidos frente al Plus Ultra siempre levantaban una gran expectación en Vallecas. Peñalva intenta un remate con el estadio repleto de público. (© Foto: ARCHIVO M. PEÑALVA / A. LUQUERO Vallecasweb.com)

Una foto histórica. El 15 de julio de 1953 debuta con el primer equipo del Rayo Vallecano contra el Victoria, en las fiestas del Carmen. El encuentro se disputa en el Estadio de Vallecas y el Rayo vence por 3 a 1. Peñalva luce la antigua equipación blanca del Rayo Vallecano, previa a la inclusión de su clásica franja roja. (© Foto: ARCHIVO M. PEÑALVA / A. LUQUERO Vallecasweb.com)Una foto histórica. El 15 de julio de 1953 debuta con el primer equipo del Rayo Vallecano contra el Victoria, en las fiestas del Carmen. El encuentro se disputa en el Estadio de Vallecas y el Rayo vence por 3 a 1. Peñalva luce la antigua equipación blanca del Rayo Vallecano, previa a la inclusión de su clásica franja roja. (© Foto: ARCHIVO M. PEÑALVA / A. LUQUERO Vallecasweb.com)

Las diferencias de todo tipo entre Pacífico y Vallecas eran tales, que Peñalva me comentaba que, cuando él era pequeño, a la franja de agua putrefacta que dividía los dos mundos la llamaban 'La Frontera', una especie de 'línea de guerra' que los separaba y unía a la vez por medio de un puente destartalado que salvaba el Abroñigal y se dio en llamar Puente de Vallecas.

Los Peñalva regentaban por entonces un negocio familiar en Pacífico que se dedicaba, entre otras cosas, a suministrar cereales a las numerosas vaquerías que poblaban y poblaron Vallecas hasta tiempos no tan lejanos. Por allí pasó, seguramente, la familia de Potele, otro mítico jugador del Rayo, que fue pastor de vacas en sus tiempos de niño hasta que el fútbol atrapó sus piernas.

Su primer equipo, con tan sólo diez o doce años, fue el Cerro de la Plata, pero ya con quince alternaba el colegio con el que sería el equipo de su vida: el Rayo Vallecano. Le ficharon porque “el padre de la que después sería mi mujer, era directivo del Rayo” y ya le vio cualidades.

“Empecé en el Rayo Vallecano como juvenil con 15 años. Al año siguiente quitaron el equipo y jugué un año en la Peña Vallecana, aunque seguía perteneciendo al Rayo. Ya con 18 años debuté en el primer equipo, en la temporada 53/54. Estuve jugando en el Rayo hasta los 28 años”, recordaba en una entrevista que pude hacerle, en su casa, hace algo más de cinco años.

A Peñalva no se le conocía una arruga, ni en la cara, ni en la chaqueta, ni en la camisa, tampoco en el pantalón. Era un hombre metódico y pulcro. En su casa guardaba de manera ordenada y con anotaciones al reverso todas y cada una de las fotografías y recortes de prensa que había atesorado a lo largo de todos estos años, casi setenta, de unión con el Rayo Vallecano.

Pedro Roiz, Julián Antón Martín e Ignacio Nieto, con Manolo Peñalva durante el partido homenaje en Vallecas frente a la UD Las Palmas, en su retirada el 18 de marzo de 1963. (© Foto: ARCHIVO M. PEÑALVA / A. LUQUERO Vallecasweb.com)Pedro Roiz, Julián Antón Martín e Ignacio Nieto, con Manolo Peñalva durante el partido homenaje en Vallecas frente a la UD Las Palmas, en su retirada el 18 de marzo de 1963. (© Foto: ARCHIVO M. PEÑALVA / A. LUQUERO Vallecasweb.com)

Celebración del primer ascenso de la historia a Segunda División del Rayo Vallecano. Peñalva, a quien sirven vino en un vaso, junto al resto de la plantilla en la recepción que tiene lugar en lo que llamaban “el Ayuntamiento”, la actual Junta Municipal del Puente de Vallecas. (© Foto: ARCHIVO M. PEÑALVA / A. LUQUERO Vallecasweb.com)Celebración del primer ascenso de la historia a Segunda División del Rayo Vallecano. Peñalva, a quien sirven vino en un vaso, junto al resto de la plantilla en la recepción que tiene lugar en lo que llamaban “el Ayuntamiento”, la actual Junta Municipal del Puente de Vallecas. (© Foto: ARCHIVO M. PEÑALVA / A. LUQUERO Vallecasweb.com)

Manolo Peñalva recibió de manos del Gran Capitán Jesús Diego Cota el Premio Rayista de Oro 2015, concedido por la Peña Rayista 2004. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)Manolo Peñalva recibió de manos del Gran Capitán Jesús Diego Cota el Premio Rayista de Oro 2015, concedido por la Peña Rayista 2004. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)

Peñalva siempre llevaba en el bolsillo sus abonos más antiguos y gustaba de enseñarlos a los amigos. En la imagen, nos muestra su abono de la temporada 1941-1942. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)Peñalva siempre llevaba en el bolsillo sus abonos más antiguos y gustaba de enseñarlos a los amigos. En la imagen, nos muestra un abono de la temporada 1941-1942 perteneciente a su padre. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)

El carnet de socio de Peñalva es una joya que debería estar en un museo. Es tan antiguo que el Club aún mantiene su nombre primitivo de Agrupación Deportiva El Rayo. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)El carnet de socio del padre de Manuel Peñalva es una joya que debería estar en un museo. Es tan antiguo que el Club aún mantiene su nombre primitivo de Agrupación Deportiva El Rayo y la dirección de C/ Carmen nº 28, en Puente de Vallecas. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)

  Una de las habituales tertulias de veteranos del Rayo Vallecano en la previa de un partido. En la imagen, de izquierda a derecha, Ángel Ortega (presidente de la Asociación de Veteranos de la ADRV), Manolo Peñalva, el mítico defensa ‘Miguelín’, y el escritor rayista Juan Jiménez Mancha, autor del libro “Los Orígenes del Rayo Vallecano, de equipo sin federar a Segunda División (1924-1956)”. La foto está hecha el 23 de febrero de 2014, en la previa de un encuentro Rayo Vallecano – Sevilla CF. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)b

Una de las habituales tertulias de veteranos del Rayo Vallecano en la previa de un partido. En la imagen, de izquierda a derecha, Ángel Ortega (presidente de la Asociación de Veteranos de la ADRV), Manolo Peñalva, el mítico defensa ‘Miguelín’, y el escritor rayista Juan Jiménez Mancha, autor del libro “Los Orígenes del Rayo Vallecano, de equipo sin federar a Segunda División (1924-1956)”. La foto está tomada el 23 de febrero de 2014, en la previa de un encuentro Rayo Vallecano – Sevilla CF. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)

 Manuel Peñalva en una de sus últimas apariciones en público, en febrero de 2016. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)
Manuel Peñalva en una de sus últimas apariciones en público, en febrero de 2016. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)

Manuel Peñalva (hijo) en los Campos de Fútbol 7 que llevan el nombre de su padre. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)Manuel Peñalva (hijo) en los Campos de Fútbol 7 que llevan el nombre de su padre. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)

Como él mismo recordaba, se retiró del futbol muy pronto, con tan sólo 28 años. Quienes le vieron sobre el terreno de juego siempre destacaron de él su buen toque de balón y su criterio para el desarrollo de las jugadas, Sin embargo, como él mismo reconocía, su peor defecto era que “no peleaba mucho la pelota, ¿sabes?, y algunas veces el público se metía conmigo”. Sin embargo, cuando el entrenador no le ponía en la alineación “la gente se quejaba porque no me sacaban a jugar”. Aunque su puesto era delantero, y es seguramente uno de los jugadores que más goles haya metido vistiendo la franjirroja, también lo hizo como extremo siendo entrenador Heriberto Herrera.


El partido de su vida fue en el verano de 1956, cuando el Rayo Vallecano se jugó en el Estadio Metropolitano el primer ascenso a Segunda División de su historia. Peñalva logró 3 goles y fue uno de los artífices de la mayor gesta lograda por los de Vallecas hasta la fecha. De aquel partido y aquel ascenso se llevó un recuerdo imborrable: “Recorrimos en una caravana de coches desde el Estadio Metropolitano toda la Castellana, por Cibeles, hasta la Junta Municipal. Aquí nos hicieron una recepción, con De Juana que era por entonces el teniente de alcalde. Todo el mundo hacía sonar las sirenas, las bocinas de los coches. Había mucho ambiente en Vallecas por el ascenso a Segunda”.

Con la prima que le dieron se dio un pequeño lujo, porque sueldo, lo que se dice sueldo, no existía: “Por entonces yo no cobraba nada en el Rayo. Me regalaron 1.000 pesetas y me compré un abrigo Loden en El Corte Inglés. Así es que fíjate: ¡1.000 pesetas! A raíz del ascenso me hicieron un contrato de 30.000 pesetas al año y 3.000 pesetas mensuales. Oye, ya me podía defender con ese dinero”.

Tras dejar el fútbol con tan sólo 28 años, recibió un partido homenaje en el que se recaudaron cerca de 80.000 pesetas de entonces (480 euros de ahora) y hasta tuvo una Peña con su nombre. Terminada su etapa como futbolista profesional, se sacó el título de entrenador juvenil, regional y nacional, lo que le permitió seguir ligado eternamente al club de Vallecas ocupando las más diversas funciones. Fue entrenador, directivo, secretario técnico, director de la cantera, delegado, presidente de peña y yo diría que hasta utillero (en funciones). Lo sabía todo sobre el Rayo Vallecano ya que fue protagonista de una parte fundamental de su historia. Como agradecimiento unos campos de fútbol siete, situados junto al Estadio de Vallecas, llevan su nombre.

Su pasión por Vallecas y el Rayo llegaron hasta tal punto, que se compró hace muchísimos años una casa en la calle del Arroyo del Olivar, a escasos cien metros del Estadio de Vallecas, para poder estar más cerca de su equipo. Ahí vivió hasta su muerte. Seguro que, de haber podido, no le hubiera importado residir en la vivienda que los 'guardeses' habitaban dentro del propio estadio.


Vídeo de la entrevista que Vallecasweb realizó a Manuel Peñalva en febrero de 2011. (© Imagen: VALLECASWEB Televisión)

Manolo Peñalva era leyenda viva del Rayismo y así se lo hacían ver sus compañeros y amigos de la Asociación de Veteranos de la Agrupación Deportiva Rayo Vallecano. Antes de cada partido, se reunía con ellos junto a la puerta cero para charla y recordar viejos tiempos, acompañado, en su bolsillo, por todos los carnés de abonado que atesoraba desde hacía más de 60 años. Peñalva estaba en el selecto grupo de elegidos que contaban con un abono con un número muy bajo, de tan solo dos dígitos.

La última vez que hablé con Peñalva, hace pocos meses, apenas recordaba nada del histórico ascenso a Segunda División del que fue protagonista privilegiado, y se había borrado de su memoria la anécdota del abrigo Loden, pero seguía vistiendo elegante y sin una sola arruga. Así era él, el hombre que todo lo sabía del Rayo Vallecano..

(*) En la imagen que abre esta información, Manuel Peñalva con el banderín que le regalaron las Peñas Rayistas tras el partido homenaje por su retirada. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)

-------------------
 Puedes leer otras noticias sobre la actualidad de Vallecas accediendo a la portada de nuestro periódico www.vallecasweb.com
 También estamos en @vallecasweb (Twitter) y vallecasweb (Facebook)
 Si quieres colaborar con nosotros, puedes escribirnos un correo electrónico clicando en el enlace: vallecaswebcontacto

Comentarios (12)

  • Luis Piti

    Luis Piti

    22 Agosto 2016 a las 08:06 |
    Se va un enorme rayista! Bonito y entrañable artículo, muy acorde! Que privilegio poder leerte.
  • Claudio Sánchez

    Claudio Sánchez

    22 Agosto 2016 a las 08:09 |
    Incluso mejor amigo y persona que futbolista. DEP.
  • Juan Jiménez Mancha

    Juan Jiménez Mancha

    22 Agosto 2016 a las 09:51 |
    Buenísimo reportaje. Se ha ido el primer mito en la historia del Rayo. Un enamorado de sus colores. El carné de socio de su padre es tal vez la reliquia más importante de la historia del club. El sello, de nuevo con la calle del Carmen número 28 como sede, de un valor incalculable para nuestra historia. Sería un buen momento para poner en orden un posible museo debidamente ordenado y catalogado. Enhorabuena, Antonio.
  • Carlos Manuel Boullosa

    Carlos Manuel Boullosa

    22 Agosto 2016 a las 14:12 |
    Doy fé de todo lo que se dice en el reportaje.
    Mi tío ha sido un buen hombre, buen futbolista y mejor persona.
    Descanse en paz
  • Ismael

    Ismael

    22 Agosto 2016 a las 14:58 |
    DEP Manuel Peñalva.
    Magnífico artículo! Me habría gustado saber algo de su etapa de entrenador. Gracias
  • Felipa Peñalva Usanos

    Felipa Peñalva Usanos

    22 Agosto 2016 a las 19:26 |
    Agradezco este gran articulo sobre mi hermano. Un abrazo a todos los RAYISTAS.
  • Enrique Martín Pacheco

    Enrique Martín Pacheco

    23 Agosto 2016 a las 09:41 |
    Descanse en Paz Manolo Peňalva, un fuerte abrazo a su familia.
  • Alberto Garcia

    Alberto Garcia

    23 Agosto 2016 a las 09:57 |
    Descansa en paz, campeón.
  • Jesus

    Jesus

    23 Agosto 2016 a las 14:46 |
    Yo entonces era un crío, pero lo recuerdo mucho, porque nosotros teníamos un bar (El Hogar Zamorano), un poco mas abajo de su tienda. Enfrente de su negocio había una fuente de agua (de las que lamentablemente ya no quedan en Madrid), donde íbamos todos a beber despues de unas buenas carreras y partidos de futbol callejeros (ahora eso tampoco se puede... ¡maldita nostalgia!)... Descanse en paz.
  • JOSE LUIS MARTIN MARTIN

    JOSE LUIS MARTIN MARTIN

    25 Agosto 2016 a las 16:45 |
    GRACIAS, POR EL REPORTAJE, SR. LUQUERO SE VAN LOS HOMBRES BUENOS¡
  • Pedro

    Pedro

    23 Octubre 2016 a las 21:59 |
    Gracias Luquero, por contarnos la historia de este gran rayista y mejor persona Manuel Peñalva.
    Siempre estará presente en nuestra memoria y en la del Rayo Vallecano.
    Descanse en Paz.
  • Loren

    Loren

    12 Abril 2017 a las 11:21 |
    Hoy me he enterado que habías fallecido,llevo mucho tiempo desconectado del fútbol y de sus noticias y en concreto del Rayo. Pero cuando te he visto, me he emocionado. Sólo tuviste buenos consejos siempre me animabas, mucha culpa de que yo jugará en el Rayito la tuviste tu. Gracias Manolo. Loren 1983/86

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.