30 Enero 2020

Edyta Pieron, la polaca que se enamoró de Vallecas gracias al Rayo Vallecano

Publicado en Reportajes

Rayistas con historia

Antonio Luquero | Vallecasweb
El 27 de octubre de 2012 una “chispa” cambiaría para siempre la vida de Edyta Pieron. Aquel día, esta joven polaca que por entonces contaba con tan solo 18 años y no entendía una sola palabra de español, veía desde su casa en Cracovia cómo un equipo hasta ahora desconocido para ella, el Rayo Vallecano, peleaba todos los balones hasta perder el aliento pese a salir derrotado por 0-5 ante todo un FC Barcelona. Aquella muestra de pundonor, esa lucha del pequeño contra el todopoderoso, el ánimo que la afición transmitió a los jugadores pese a la derrota, alimentó la curiosidad de Edyta hasta convertirla en la actualidad en la mejor embajadora del Rayismo en Polonia.

A Edyta Pieron (Cracovia, Polonia, 1994) siempre le gustó el fútbol. De hecho, acostumbraba a ver cuantos partidos podía de ligas extranjeras, en especial de la española: “Porque el fútbol polaco es muy malo, por eso en cuanto ponen un partido apago la televisión”. La joven polaca es hija única y vive en Nowa Huta, un barrio obrero de la ciudad de Cracovia: “Somos gente humilde, mis padres se separaron cuando yo tenía tan sólo tres años. Vivo con mi madre, que ahora está en paro y buscando trabajo, y mi abuelo”.

La “llegada” del Rayo a la vida de Edyta le supuso un esfuerzo considerable, ya que más allá de interpretar las imágenes que veía por televisión no entendía nada, al no hablar una sola palabra de español. “Hasta que no vi aquel partido del Rayo Vallecano contra el Barcelona no tenía ninguna relación con la cultura española, ni un interés especial. En aquel partido, el Rayo perdió por goleada pero el equipo de Jémez le seguía echando ganas y apretó hasta el final. Por entonces el Rayo jugaba de forma muy divertida y vistosa, era ese Rayo que casi se metió en Europa y acabó octavo. El Rayo fue lo que me llevó a la cultura española”, recuerda Edyta.



Decidida a saber más sobre el Rayo Vallecano, Edyta se enfrentó a la ardua tarea de aprender español para poder leer artículos en Internet y entender las retransmisiones de los partidos: “Un día pensé que sería muy chulo poder leer todas esas noticias en la prensa española y poder seguir la actualidad en español. Empecé haciéndolo por mi propia cuenta, con palabras sueltas buscándolas en el diccionario, viendo la televisión y escuchando la radio. Ponía los partidos en Unión Rayo cuando era la emisora oficial del Club. Yo no conocía en mi entorno a nadie que supiera o hablara español, así es que al final, en 2013, me apunté a un curso intensivo de español en el Instituto Cervantes de Cracovia, me gustó y decidí seguir con ello”.

Animada por su amor creciente a Vallecas y al Rayo Vallecano, Edyta ha venido a España por tercera vez, en esta ocasión acompañada por su madre. “Lo que más me gusta de los españoles es su amabilidad. Por ejemplo, los dependientes de las tiendas son todos muy cercanos, con una sonrisa de oreja a oreja. Me pasó un par de veces que al oírme hablar con mis primos en un idioma para ellos desconocido y que yo me dirigía a los dependientes en español, me decían: “¡Qué bien hablas! ¿Dónde has aprendido español?” Me impresionó la cercanía de la gente, esa amabilidad y el cariño”, asegura Edyta, mientras se pone un poco colorada cuando le recuerdas que habla un español perfecto, sin acento, con las palabras exactas y su significado correcto, aprendido íntegramente en su ciudad natal, Cracovia. Lo que me gusta del Rayo es que en él no todo es fútbol, sino que hay muchas cosas que rodean al Rayo Vallecano y a su afición. He vivido las reuniones que hacen los aficionados antes del partido en el Mercado de Numancia, por ejemplo, donde quedan a hablar. Para mí fue muy importante estar en la previa del partido frente al Extremadura para estar en la foto de las Jornadas Contra el Racismo”.

Edyta en la puerta número 1 del Estadio de Vallecas, lugar en el que la afición del Rayo Vallecano rinde homenaje al desaparecido guardameta Wilfred. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)Edyta en la puerta número 1 del Estadio de Vallecas, lugar en el que la afición del Rayo Vallecano rinde homenaje al malogrado guardameta Wilfred. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)

“La Rayista Polaca” —como se define a sí misma en redes sociales, donde es muy activa con seguidores del Rayo Vallecano desde su cuenta en Twitter @larayistapolaca— siempre fue una aficionada neutral cuando veía fútbol, hasta que el equipo de Vallecas se cruzó en su camino: “Poco a poco el Rayo me fue atrayendo y, según leía artículos en español, iba descubriendo todo lo que rodeaba al Club: el vínculo del Rayo con su barrio, todo lo social, la cultura antifascista de la afición. Cuando vine a Vallecas por primera vez hace dos años, a principios de mayo de 2018 durante sólo cuatro días con mi prima y su marido, lo primero que hicimos fue asistir a un programa de radio de “Matagigantes”, donde me habían invitado al conocerme de las redes sociales y descubrir por fotografías que estaba en Madrid. Ahí, en “Matagigantes”, me sentí como en familia, como si estuviera en mi casa. En ese momento se confirmó la opinión que tenía de Vallecas viviendo fuera, ese ambiente familiar”.

Edyta quedó impactada de su visita a “Matagigantes”, porque se vio desbordada por el recibimiento, por tanta calidez y tanto cariño. Ahí descubrió que ya no era la rayista polaca que estaba a 2.825 kilómetros de la Avenida de la Albufera, la distancia que separa Cracovia, la ciudad donde nació al sur de Polonia, y Vallecas. Edyta acababa de encontrarse con que, sin ella saberlo, ya era una de las nuestras: una vallecana más.

“La humildad fue lo que más me impresionó del Rayo Vallecano. En los primeros partidos que iba viendo a través de la televisión en Polonia descubrí que era un equipo que, sin tener grandes recursos, peleaba de tú a tú con los más grandes pese a que para ello se llevara “una saco” de goles. La primera vez que vine a Vallecas superó todas mis expectativas. El ambiente era aún más familiar de lo que me imaginaba. No sólo en el campo sino con la gente con la que me encontré. Vi que la gente sabía quién era yo y que me trataban con mucho cariño cuando llegué aquí, ya que sólo me conocían de hablar conmigo en Twitter”, recuerda Edyta con emoción con ese acento español perfecto que asegura haber aprendido a base de escuchar radio y televisión en nuestro idioma. “Me han dicho que parezco española por mi acento”, reconoce con cierto pudor, no sin antes recordar que “lo más difícil para mí fue aprender el subjuntivo de los verbos españoles, porque no existen en polaco. Dicen que a los polacos nos resulta fácil aprender otro idioma; puede ser porque el polaco es un idioma difícil y creo que cuanto más complicado es el idioma materno de una persona, más fácil es que pueda aprender otros idiomas. Ante todo es cuestión de motivación, de tener ganas. Y si hay algo que a uno le atrae de la cultura de otro país es más fácil despertar interés por el idioma y no lo sientes como un esfuerzo: disfrutas aprendiendo.

Edyta en el lugar donde se situaba el córner del antiguo campo de fútbol de El Rodival. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)Edyta en el lugar donde se situaba el córner del antiguo campo de fútbol de El Rodival. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)

La Avenida de la Albufera, un lugar cotidiano para los vallecanos pero muy especial para Edyta Pieron. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)La Avenida de la Albufera, un lugar cotidiano para los vallecanos pero muy especial para Edyta Pieron. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)


En Cracovia, según Edyta, el fútbol está muy profesionalizado pero el nivel es muy bajo, nada comparable con la Liga española: “En la ciudad hay dos equipos más o menos grandes, uno es el KS Cracovia (fundado en 1906) y el otro el Wisła Kraków (fundado en 1906).

Y su barrio, el lugar donde Edyta vive en Cracovia, ¿se parecerá a Vallecas?: “Sí, es un barrio muy similar a Vallecas, se llama Nowa Huta y vive gente humilde. Se construyó en los años 40 y antes era un municipio independiente. Con el crecimiento de Cracovia la ciudad se lo “comió”, así es que tiene una historia muy parecida a Vallecas. Pero aunque es un barrio obrero, en cuanto a la ideología ya no lo es tanto, porque la mayoría es de derechas”.

El tema social está siempre presente en la conversación con Edyta, sin duda otro de los motivos por los que el Rayo Vallecano entró en su vida: “La política me ha interesado desde siempre; en mi casa se hablaba mucho de política. Cuando yo era menor acompañaba a mi madre y a mis abuelos cuando iban a votar. No me gustan las injusticias”.

Tanta pasión, tanto Rayismo, tanto amor a Vallecas, se merecían una recompensa. Y Edyta la tuvo. Aprovechando su estancia en Vallecas durante varios días, el escritor Juan Jiménez Mancha (autor de varios libros y numerosos artículos sobre la Historia de Vallecas) se ofreció para hacer una visita guiada y personalizada para que Edyta y su madre pudieran conocer los lugares más emblemáticos del Rayo Vallecano y Vallecas. Un recorrido que se programó breve pero que duró casi cinco horas (eso sí, cervezas incluidas) y del que Vallecasweb pudo ser testigo.

Comenzó la ruta en la puerta número 1 del Estadio de Vallecas, frente a la foto del recordado Wilfred, y se deslizó por los lugares en los que el Rayo Vallecano nació y creció, incluidos los campos de Las Erillas y El Rodival, donde Edyta pudo conocer su historia y pisar en persona estos lugares emblemáticos de los que aún quedan vestigios. Visitó la librería La Esquina del Zorro, donde pudo ojear el extenso catálogo de libros dedicados a la historia de Vallecas; la Junta Municipal; el escudo de la Villa de Vallecas que aún luce en el antiguo Ayuntamiento de Vallecas (hoy Biblioteca Municipal) de la calle del Puerto Monasterio; contempló el edificio modernista de la Avenida de la Albufera y los numerosos inmuebles en estilo Art Decó de los que la mayoría de vallecanos desconocen su existencia; paseó y vivió intensamente el ambiente de las calles del distrito. En Villa de Vallecas, continuó el paseo por su casco antiguo; visitamos la iglesia de San Pedro Ad Víncula (declarada Bien de Interés Cultural en 1995) y su impresionante Camarín de la Virgen del Rosario, uno de los mejor conservados de Europa (¿cuántos de los aquí presentes conocían este detalle?); recorrimos el Paseo de Federico García Lorca, con sus dos fuentes en forma de flor de lis que durante décadas estuvieron ubicadas en la mismísima Puerta del Sol; y nos detuvimos frente al monumento a Federico García Lorca, donde una emocionada Edyta desveló su pasión por la literatura española, en especial por la poesía de Miguel Hernández. Al término del paseo, Juan Jiménez Mancha recordó a Edyta Pieron que Vallecas no sólo es el Puente, sino también la Villa, y que incluso la Villa lo es más “porque el origen de Vallecas estuvo aquí. Hay personas que aseguran conocer Vallecas y en su vida han pisado en el pueblo de Vallecas.

En pleno corazón del Casco Histórico de Villa de Vallecas. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)En pleno corazón del Casco Histórico de Villa de Vallecas. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)

Edyta siempre ha sentido gran preocupación por los temas sociales, en especial por los que afectan a los barrios obreros. En la imagen, frente a un mural contra la basura de Valdemingómez en el Paseo de Federico García Lorca. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)Edyta siempre ha sentido gran preocupación por los temas sociales, en especial por los que afectan a los barrios obreros. En la imagen, frente a un mural contra la basura de Valdemingómez en el Paseo de Federico García Lorca. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)

El Camarín de la Virgen del Rosario es uno de los secretos que esconde la majestuosa iglesia de San Pedro Ad Víncula, en el pueblo de Vallecas. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)El Camarín de la Virgen del Rosario es uno de los secretos que esconde la majestuosa iglesia de San Pedro Ad Víncula, en el pueblo de Vallecas. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)

Enamorada de la literatura española, Edyta mostró su sorpresa y emoción al descubrir que en Vallecas había un monumento dedicado a la memoria de Federico García Lorca. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)Enamorada de la literatura española, Edyta mostró su sorpresa y emoción al descubrir que en Vallecas había un monumento dedicado a la memoria de Federico García Lorca. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)

Edyta y su madre, Marta, atienden a las explicaciones de Juan Jiménez Mancha durante su visita a los antiguos campos de fútbol del Rayo Vallecano. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)Edyta y su madre, Marta, atienden a las explicaciones de Juan Jiménez Mancha durante su visita a los antiguos campos de fútbol del Rayo Vallecano. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)

La visita guiada sirvió para poder sentir el orgullo de barrio y para que Edyta tomara conciencia de que Vallecas y el Rayo Vallecano no son nada el uno sin el otro: ¡Me encanta Vallecas, me encantaba antes y me encanta más ahora! Ya sí puedo decir que conozco el barrio de verdad. Nunca antes había estado en Villa de Vallecas; me sorprendió ver que esta parte de Vallecas es distinta, no parece parte de Madrid. Si Puente de Vallecas ya es muy distinto al resto de los barrios de Madrid, Villa de Vallecas lo es aún más. Me ha gustado muchísimo”, se deshacía en elogios la rayista llegada de Cracovia.

“Me ha sorprendido la cantidad de joyas ocultas que tiene Vallecas, conocer dónde estaban los campos antiguos del Rayo, caminar por donde jugaba el Rayo justo después de su fundación en 1924, ver la de rincones que hay relacionados con el Rayo que nadie sabe que existen y están ahí; pasas por ellos sin saberlo y ni siquiera hay una placa que lo conmemore. Creo que el Rayo debería hacer algo con ello, poner información en las calles de Vallecas y en los edificios donde, por ejemplo, estuvieron las oficinas del Club”, reclama la aficionada del equipo de la franja roja mientras no escatima en calificativos hacia la visita ofrecida por Juan Jiménez Mancha. Todo un lujo de paseo, se lo digo yo…

“En Vallecas me siento como si estuviera en mi casa”. Emocionante para cualquier vallecano escuchar este elogio en boca de alguien que viene desde tan lejos. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)“En Vallecas me siento como si estuviera en mi casa”. Emocionante para cualquier vallecano escuchar este elogio en boca de alguien que siente el Rayismo desde tan lejos. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)

Dando por sentado que nos gusta Vallecas y que estamos muy bien aquí, ¿qué tal si nos damos una vuelta por Cracovia, la ciudad natal de Edyta? Aquí van sus recomendaciones: “Si vais a Cracovia no podéis dejar de visitar el casco antiguo, el castillo de Wawel, el barrio de Kazimierz que tiene mucha historia y donde vivían muchos judíos, el barrio de Podgorze que es precioso y tiene una plaza mayor como en Villa de Vallecas y merece la pena verse, y también el barrio de Nowa Huta que es donde vivo yo, por su historia y por cómo está construido su centro, es muy interesante. Hay muchas empresas que hacen visitas guiadas gratuitas por Cracovia y muchos de los guías hablan español, así es que no hay problema de hacer rutas en español por mi cuidad”. Además, ante cualquier duda allí estará Edyta para echaros una mano (sobre todo si visitas Cracovia llevando puesta tu camiseta del Rayo Vallecano).

Si al final os animáis a recorrer esta histórica ciudad del sur de Polonia, deberéis saber que se come muy bien, porque “aunque nuestra comida es muy diferente a la cocina mediterránea, es muy contundente y tiene platos a base de carne de cerdo, pollo y patatas. Además, la cerveza está muy buena”. Recordad que las mejores épocas para visitar Cracovia son sin duda la primavera y el verano “porque en el otoño llueve bastante y en invierno hace frío”. Para compensar la cocina tradicional polaca, Edyta se muestra admiradora de la cocina española, en especial de los churros con chocolate, las croquetas, la paella y el turrón. No cabe duda de que se ha integrado perfectamente…

La catedral y el castillo de la colina de Wawel, visita obligada para los vallecanos que decidan visitar Cracovia en sus próximas vacaciones. (© Foto: KLM / Vallecasweb.com)La catedral y el castillo de la colina de Wawel, visita obligada para los vallecanos que decidan viajar a Cracovia en sus próximas vacaciones. (© Foto: KLM / Vallecasweb.com)

De la visita que está llevando a cabo en estos días por Vallecas, Edyta recuerda con especial cariño “la oportunidad de ver el partido frente al Extremadura en el fondo con Bukaneros, fue una experiencia muy intensa, lo que más me gustó del partido. Creo que si sólo quieres ver al fútbol y no animar, no tienes que ir al fondo”.

Sobre la actual situación del equipo y del Club en general, Edyta se muestra muy crítica con la gestión de la directiva: Presa no respeta a la afición, la trata como a delincuentes. La gestión del Rayo Femenino, el equipo más galardonado del Rayo es nefasta, me da la impresión de que quieren desprenderse del equipo femenino. Tampoco me gusta el trato que da a la cantera, no se implica con lo social. Me parecen injustas las acusaciones del club hacia Bukaneros. Me indignó especialmente que no se pronunciara a favor de ellos cuando lo del nazi, sino que se puso del lado de los futbolistas que se negaron a jugar en la segunda parte. Creo que los gritos que se oyen en los campos de fútbol son mucho peores”.

La felicidad, reflejada en una sola imagen: Edyta Pieron, anoche, durante el partido que el Rayo Vallecano disputó frente al Villarreal en el Estadio de Vallecas. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)La imagen de la felicidad: Edyta Pieron, anoche, durante el partido que el Rayo Vallecano disputó frente al Villarreal en el Estadio de Vallecas. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)

Para terminar, le pedimos a Edyta que nos hable de futuro, pero no del futuro del Rayo Vallecano sino del suyo personal. ¿Dónde estará Edyta de aquí a unos años?, ¿se imagina viviendo en Vallecas?: “Actualmente trabajo en Cracovia en una academia de idiomas con niños y adultos, en otra con adultos y en un instituto con estudiantes de 17 a 20 años, enseñando español. Los polacos estudian el castellano por varios motivos: hay gente que lo hace porque suena bien; porque ya hablan inglés y quieren aprender otro idioma; porque lo necesitan para el trabajo; o porque les interesa la cultura. Creo que la mayoría de los que les interesa aprender español por cultura lo hacen por su interés en la cultura hispanoamericana. Por lo tanto estoy trabajando y no sé qué me puede deparar el futuro, pero creo que existe esta posibilidad de que me venga a España. Si eso sucediera sería en Madrid porque en otra ciudad no me veo. En Madrid, y en especial en Vallecas, me siento como en mi casa”.

(*) En la imagen que abre esta información, Edyta Pieron en la librería La Esquina del Zorro, especializada en publicaciones sobre la Historia de Vallecas. (© Foto: A. LUQUERO / Vallecasweb.com)

-------------------

 Puedes leer otras noticias sobre la actualidad de Vallecas accediendo a la portada de nuestro periódico www.vallecasweb.com
 También estamos en @vallecasweb(Twitter) y vallecasweb(Facebook)
 Si quieres colaborar con nosotros, puedes escribirnos un correo electrónico clicando en el enlace: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Comentarios (9)

  • Luis Piti

    Luis Piti

    31 Enero 2020 a las 08:51 |
    Me ha encantado el artículo, Antonio!!! Qué bonita entrevista... Me encanta Edyta!!!
  • Maria López Rodríguez

    Maria López Rodríguez

    31 Enero 2020 a las 08:54 |
    Habrá que hacerla una distinción especial por vallecana y por rayista.
  • Mariusz Bielski

    Mariusz Bielski

    31 Enero 2020 a las 08:56 |
    Gwiazda!

    Mariusz Bielski
    Łódź (Polska)
  • Asociación Vecinal La Unión de la UVA de Vallecas

    Asociación Vecinal La Unión de la UVA de Vallecas

    31 Enero 2020 a las 08:59 |
    Vallecas siempre fue un lugar de acogida de gentes de otros lugares. Es ahí donde reside el sentimiento vallecano. Aunque muchos de sus habitantes no hayan nacido en este barrio, se sienten completamente integrados en él. Y que así siga siendo.
  • IvanRM81

    IvanRM81

    31 Enero 2020 a las 09:02 |
    Por Dios, vaya dos fenómenos: Edyta y Juan Jiménez Mancha, vallecanos y rayistas de pro. Gracias por el texto Antonio Luquero y Vallecasweb!
  • Quique Villalobos

    Quique Villalobos

    31 Enero 2020 a las 09:05 |
    Leo este artículo, en el que explica perfectamente cómo se puede haber nacido en otro lado y enamorarse de Vallecas. Me hablan de un bloguero "todonosequé" justificando la falta de sentimiento vallecano de alguna gente del barrio. La noche y el día. Periodismo vs nada.
  • Juan Jiménez Mancha

    Juan Jiménez Mancha

    31 Enero 2020 a las 09:07 |
    Un placer compartir con Edyta, su madre y Antonio Luquero un paseo por Vallecas. Chapó y gracias a las personas que sienten como Edyta al Rayo y a Vallecas desde cientos de kilómetros de distancia.
  • David Briz

    David Briz

    31 Enero 2020 a las 20:34 |
    Gracias a Edyta por recordarnos a los de Unión Rayo y aquellas retransmisiones en esta bonita entrevista del amigo Antonio Luquero. Pero sobre todo gracias por todo el cariño que siempre nos transmitiste y por seguirnos allá donde fuimos. Personas como ella son el Rayo.
  • Raúl

    Raúl

    04 Febrero 2020 a las 17:39 |
    Que con la que está cayendo en el Rayo alguien de tan lejos se enamore de la franja me llena de emoción y de orgullo. Precioso artículo, y enorme Edyta. El otro día compartí bus con ella a Miranda y perdí la ocasión de agradecerle que se haya subido al Santa Inés.
    Por cosas así merece la pena seguir. ADRV ETERNA.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.